CÓD.S14-39 ONLINE

La competencia ética de un buen docente

LA COMPETENCIA ÉTICA DE UN BUEN DOCENTE

Guadalupe Ibarra Rosales

Investigadora del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM

En esta comunicación se analiza y desarrolla el conjunto de elementos que articulan la competencia ética de un buen docente. En el contexto educativo actual ha adquirido relevancia tener buenos docentes porque se ha reconocido que su práctica de enseñanza está vinculada con la calidad educativa en la medida que mediante esta práctica los alumnos logran el aprendizaje esperado. En un buen docente se estructuran dos dimensiones: a) la dimensión pedagógica que incluye el dominio de contenidos, así como las capacidades y competencias para la enseñanza, etc b) la dimensión ética, la cual está conformada por los valores y las actitudes que despliega el docente en el proceso de enseñanza para apoyar el aprendizaje de los alumnos.  En la competencia ética se articulan la dimensión pedagógica y ética de un buen docente porque la responsabilidad que exige una buena práctica de la enseñanza implica el dominio de contenidos y de las capacidades de enseñanza, así como asumir los valores profesionales propios de la docencia, y desarrollar aquellas actitudes éticas mediante las cuales el docente apoya el aprendizaje de los alumnos.

El análisis de la competencia ética constituye un avance de una investigación exploratoria de corte cuantitativo que estoy realizando para conocer y analizar la ética docente a nivel universitario. La metodología de esta investigación fue una encuesta sobre la ética de la docencia y de la enseñanza aplicada a una muestra de alumnos del Grado de Pedagogía Social de una universidad española. El objetivo de esta encuesta fue: conocer los rasgos y características que a juicio de los alumnos encuestados definen a un buen docente. El instrumento de esta encuesta fue un cuestionario con preguntas abiertas. El criterio de elección de la muestra fue: alumnos con un avance sustantivo en su formación profesional como pedagogos sociales que hayan adquirido conocimientos de pedagogía y de educación para que establecieran los rasgos de un buen docente en términos pedagógicos.

Los resultados de esta encuesta muestran que en la competencia ética de un buen docente se estructuran elementos propios de su dimensión pedagógica y de la ética. En la dimensión pedagógica destacan en primer lugar las capacidades y cualidades para la enseñanza, en segundo término, el dominio de contenidos y en tercer sitio la formación y actualización permanente del docente. Mientras que los aspectos de la dimensión ética que se manifiestan en la competencia ética son: empatía, motivación, diálogo, escucha activa, así como los valores de la responsabilidad y del compromiso profesional por parte del docente.

Las conclusiones que se derivan de estos resultados son dos. La primera es que la competencia ética es clave para que los alumnos alcancen el aprendizaje porque incluye tanto las competencias pedagógicas y didácticas necesarias e imprescindible para que los alumnos logren el aprendizaje, como los aspectos éticos (valores, virtudes y actitudes de docente) que representan el respaldo que ofrece el docente al alumno en su proceso de aprendizaje.  La segunda conclusión es que en la competencia ética de un buen docente tiene más peso los aspectos éticos que las competencias para la enseñanza.

Palabras clave

Buena Práctica Docente Competencia Ética Ética Docente Valores

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Guadalupe Ibarra Rosales

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 27 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Dr. Carlos Rene Contreras Cazarez

      Comentó el 03/06/2021 a las 16:01:49

      Estimada Guadalupe Ibarra, muchas felicidades por la presentación de tu investigación. Sin duda es un tema de gran interés no solo para los involucrados del proceso de enseñanza y aprendizaje, sino también para organismos encargados de evaluar las Instituciones de Educación Superior. En este sentido, me gustaría conocer por cuántos sujetos está conformada la muestra. Y por último, al ser un estudio cuantitativo con el empleo de un cuestionario abierto como lo refieres, ¿qué tipo de implicaciones metodológicas encontraste?, enhorabuena por el trabajo. Saludo afectuoso.

      Responder

    • profile avatar

      Consuelo León Llorente

      Comentó el 26/05/2021 a las 15:44:24

      Gracias por esta aportación tan necesaria.

      ¿Qué medidas sugiere para avanzar en la formación ética del profesorado?
      Cordialmente
      Consuelo León

      Responder

    • profile avatar

      Isabel Segura Moreno

      Comentó el 23/05/2021 a las 18:32:29

      Querida Guadalupe: Me ha encantado vuestro trabsjo porque es, además, muy de adecuado para los tiempos que corren... Pero cómo puede medirse la ética o la competencia en un docente? Podría trasladarse esto al ámbito universitario? Gracias y felicidades!

      Responder

    • profile avatar

      José María Rojas

      Comentó el 23/05/2021 a las 10:26:01

      Buenos días,

      Me gustaría felicitarte por esta interesante ponencia! En estos tiempos de pandemia, quería saber cuáles son los valores que un buen docente ha de trabajar en su centro educativo?

      Un saludo,
      José María

      Responder

    • profile avatar

      Jose Manuel Salum Tome

      Comentó el 22/05/2021 a las 03:17:59

      Estimada Guadalupe muy buen análisis de un tema que poco se toma en cuenta en lis sistemas educativos, por lo general son puras críticas a los docentes más aún en estos tiempos de pandemia, pero lo dejas muy claro ka ética del profesor está más viva que nunca con esta pandemia.
      Felicitaciones

      Responder

    • profile avatar

      Carmen Cecilia Roz Faraco

      Comentó el 21/05/2021 a las 23:14:01

      Muchas gracias por su comunicación, estoy totalmente de acuerdo en los valores que implica la ética profesional. Yo presenté una ponencia sobre la formación a través de la empatía infantil, y considero que en el contexto universitario, solicitarle a un futuro profesional, realizar un relleno, trabajar con plastilina o realizar un circuito psicomotriz mientras está en periodo de formación. Algunos catedráticos lo pueden apreciar como una falta de ética profesional, reflejo de poca formación por parte del docente, e incluso bajo nivel de exigencia- Por mi parte considero que formamos adultos que deben de sentir y evocar las experiencias infantiles a través de evocación de diversos sentimientos, valores, a través de la formación empática. ¿Ustedes como lo apreciarían?

      Saludos.

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 22/05/2021 a las 01:57:16

        Carmen Cecilia, muchas gracias por tu comentario estoy de acuerdo contigo en la importancia de la formación en la empatía que es clave para nosotros los docentes que realizamos la enseñanza a través de la relación e interacción con los alumnos

        Responder

    • profile avatar

      Jordi Domingo Coll

      Comentó el 21/05/2021 a las 12:06:43

      Felicitarla por su trabajo. Hace casi diez años que imparto una asignatura optativa sobre valores y diversidad cultural en el Grado de Educación Infantil en la UdL. La experiencia de plantear a los futuros docentes los valores sobre los que fundamentarán su acción educativa abre una dimensión sobre los contenidos, recursos y la práctica docente que por lo general queda excluida de los programas académicos.

      Responder

    • profile avatar

      Olga Bernad Cavero

      Comentó el 20/05/2021 a las 23:00:53

      ¡!Enhorabuena por la ponencia!!. Una pregunta: en una sociedad multicultural y en la que la presencia en las aulas universitarias de alumnado de diferentes procedencias culturales y geográficas supone un reto para el profesorado ¿Cómo se articulan los valores interculturales con los propios de la competencia ética que señalas?

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 21/05/2021 a las 03:36:24

        Olga gracias por tu comentario y tu pregunta. La competencia ética se distingue porque mediante esta competencia el docente apoya al alumno en su aprendizaje. Esta competencia está marcada por el valor de la responsabilidad que tiene el docente de realizar la enseñanza a favor del aprendizaje de los alumnos. Esta responsabilidad inherente a la práctica docente solo puede realizarse si contribuye al aprendizaje de todos los alumnos para lo cual requiere desarrollar también otros valores propios de la interculturalidad como son la tolerancia, el respeto, la igualdad y actitudes éticas como la empatía, la escucha activa, la comunicación, el diálogo, etc

        Responder

    • profile avatar

      Ricardo Mejía Fernández

      Comentó el 20/05/2021 a las 22:37:17

      Muchas gracias, Guadalupe, por esta ponencia tan estupenda. ¿Qué valor considerarías como más importante en la competencia ética del docente? ¡Un saludo muy cordial!

      Responder

    • profile avatar

      Javier Jiménez Flores

      Comentó el 20/05/2021 a las 19:54:13

      Saludos Guadalupe,

      Felicitaciones por su ponencia. Pienso que investigaciones como éstas son un buen comienzo para mejorar la calidad de la enseñanza e intentar promover unas aptitudes éticas tanto para el profesorado como el alumnado. Me gustaría preguntarte un poco más allá de estos resultados, ¿Qué ética crees que sería la más adecuada entonces? ¿Una ética de las virtudes, una ética de la responsabilidad u otro tipo de ética?

      Gracias por tu respuesta de antemano.

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 20/05/2021 a las 20:53:33

        La premisa de la que parto es que la Ética Docente incluye valores como la responsabilidad y el compromiso profesional al igual que virtudes como la prudencia pero de acuerdo con las investigaciones que he realizado sobre este tema la Ética Docente comprende también una dimensión pedagógica representada por las competencias y capacidades de enseñanza que faculta al docente para lograr el aprendizaje porque esta ética se define por el apoyo que pueda brindar el docente a los alumnos para que alcancen el aprendizaje y en esta tarea se articulan los aspectos pedagógicos y didácticos, así como los valores de la responsabilidad y el compromiso y las virtudes. Este conjunto de elementos son los que permiten que el docente pueda apoyar y ayudar al aprendizaje de los alumnos. La práctica docente donde se articulan este conjunto de aspectos permite que se realice con un sentido ético, es decir a favor del aprendizaje del alumno

        Responder

    • profile avatar

      Eva Ordóñez Olmedo

      Comentó el 20/05/2021 a las 13:57:17

      Enhorabuena por la investigación realizada, Guadalupe.
      Expone un tema actual y de gran relevancia, la formación ética del docente debería ser un aspecto clave en el currículum de los planes de estudios de educación, pero no suele ser algo común ¿considera usted que debería ser una materia obligatoria?, ¿cree que podría confundirse con "adoctrinamiento"?
      Muchas gracias, un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 20/05/2021 a las 21:18:43

        Eva muchas gracias por tu comentario y pregunta. La comunicación que comparto en este en este evento académico es sobre la competencia ética del docente , la cual forma parte del conjunto de competencias profesionales que se considera que debe de tener actualmente un docente para apoyar el aprendizaje de los alumnos. En este marco la competencia ética no es sinónimo de la moral del docente es una competencia que se estructura con las capacidades y competencias para la enseñanza , así como con un conjunto de valores y actitudes éticas que despliega el docente en su práctica de enseñanza para acompañar y apoyar al alumno en su aprendizaje. Así la competencia ética implica atender las necesidades educativas de los alumnos proporcionándoles los conocimientos a la vez que desarrolla la disposición ética de apoyar el aprendizaje de los alumnos con acciones concretas como resolver dudas, retroalimentar los trabajos y las tareas, adecuar el ritmo de la enseñanza en función de las capacidades de los alumno, etc. Estas acciones concretas son expresiones de la responsabilidad y de las virtudes del docente. Las propuestas actuales para la formación docente plantean una formación docente basada en competencias profesionales donde se incluye la competencia ética pero no como la formación moral del docente sino como una competencia importante y necesaria para apoyar a los alumnos en su aprendizaje

        Responder

    • profile avatar

      Pedro Fabian Gutiérrez Vidrio

      Comentó el 20/05/2021 a las 04:35:12

      Gracias por su aportación, Guadalupe. La competencia ética es un tema de alta relevancia y más aun cuando se trata de profesores o investigadores, ya que ellos tienen un gran impacto en la formación de los futuros profesionistas ¿Usted cree que la competencia ética debe de fomentarse desde sus inicios académicos y hasta la culminación del programa? Creo que son habilidades que deben aprenderse y reforzarse a lo largo de la carrera hasta concluir con el programa. Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 20/05/2021 a las 21:23:33

        Gracias Pedro por tu comentario y tu pregunta. Estoy de acuerdo que tanto los futuros docentes como los investigadores que imparten clases deben de adquirir la formación en la competencia ética porque esta competencias es clave para que los alumnos alcancen el aprendizaje esperado y por ello está vinculada con el avance de la calidad educativa

        Responder

    • profile avatar

      Noelia Gutiérrez Martín

      Comentó el 19/05/2021 a las 19:36:36

      Una reflexión muy interesante la que hace sobre la importancia de la ética en la docencia. Es un tema que se debería trabajar en las titulaciones de las que van a salir futuros docentes, ya que la prudencia y la virtud ética del docente y más aún del investigador es esencial para que los frutos de su trabajo tengan un valor añadido. ¿Piensa que en la actualidad esto no se valora y es más, incluso se penaliza en el docente?
      Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 20/05/2021 a las 21:42:57

        Muchas gracias Noelia por tu comentario y tu pregunta. La competencia ética es una competencia incluida en el Proyecto Tuning de Europa y de América Latina y forma parte de las competencias profesionales que requiere tener el docente para que los alumnos alcancen el aprendizaje. La competencia ética no es sinónimo de la moral del docente, ni se limita a los valores y virtudes que puede tener un docente. Es posible que en algunos ámbitos educativos no se valore esta competencia porque predomina la concepción de la enseñanza como la simple transmisión de los conocimientos pero en la perspectiva del Proyecto Tuning esta competencia representa la capacidad que tiene el docente para apoyar al alumno en el logro del aprendizaje para lo cual requiere además de las capacidades de enseñanza , la disposición y la actitud ética para ayudar al alumno en su aprendizaje porque a través de la simple transmisión de contenidos es posible que el alumno no comprenda o entienda lo que el profesor enseña. Por ello es necesario la disposición ética por parte del docente para atender esas necesidades de aprendizaje con acciones educativas concretas que contribuyan a que los alumnos alcance el aprendizaje esperado.

        Responder

    • profile avatar

      Miguel Jesús López Serrano

      Comentó el 19/05/2021 a las 17:03:54

      Estimada Guadalupe. Enhorabuena por su estudio. Evidentemente la ética debe ser una condición "sine qua non" a la actividad docente. Sin embargo, no cree que el propio sistema académico, con todos los requisitos y formalidades que se le exige al profesorado para poder promocionarse pervierte un poco esa búsqueda de una responsabilidad ética y profesional.

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 21/05/2021 a las 04:33:26

        Miguel muchas gracias por tu comentario y por tu pregunta. La competencia ética no es sinónimo de la ética o moral del docente, sino que es una competencia enfocada a favorecer el aprendizaje de los alumnos que es la función principal del docente. La competencia ética es un competencia profesional más como son las capacidades para la enseñanza y las habilidades didácticas o el dominio de los contenidos. Lo que la distingue de estas competencias son los valores y las actitudes éticas que desarrolla el docente al apoyar al alumno en su aprendizaje.

        Responder

    • profile avatar

      Miguel Jesús López Serrano

      Comentó el 19/05/2021 a las 17:03:02

      Estimada Guadalupe. Enhorabuena por su estudio. Evidentemente la ética debe ser una condición "sine qua non" a la actividad docente. Sin embargo, no cree que el propio sistema académico, con todos los requisitos y formalidades que se le exige al profesorado para poder promocionarse pervierte un poco esa búsq

      Responder

    • profile avatar

      Álvaro Silva

      Comentó el 19/05/2021 a las 11:26:28

      No cabe duda de que hacer bien su trabajo es una responsabilidad ética de cualquier persona, pero ¿no cree usted que fomentar la participación en clase, resolver las dudas de los alumnos o motivarlos adecuadamente tiene más que ver con la competencia pedagógica del profesor que con su ética?

      Responder

      • profile avatar

        Guadalupe Ibarra Rosales

        Comentó el 21/05/2021 a las 04:17:28

        Álvaro, muchas gracias por tu comentario y tu pregunta. Coincido contigo que las prácticas de enseñanza que señalas son prácticas pedagógicas pero se consideran expresiones de la competencia ética porque requieren de la disposición ética del docente para realizarlas y a la vez son prácticas que contribuyen al logro del aprendizaje de los alumnos. Cuando la práctica docente se limita a la transmisión de contenidos y no da cabida a este tipo de prácticas no se está favoreciendo el aprendizaje de los alumnos. Por ello detrás de este tipo de prácticas de enseñanza están los valores de la responsabilidad y del compromiso profesional así como actitudes como la colaboración, ayuda y apoyo al aprendizaje de los alumnos

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.